"Si uno ve el discurso inicial de Martínez de Hoz y el discurso inicial del actual Presidente, hay muchas expresiones similares"

En el programa "Poniendo negro sobre blanco", que de lunes a viernes y en el horario de 19 a 20...

Ojo con el fanatismo para un lado o para el otro

Ojo con el fanatismo para un lado o para el otro

Comentario editorial. El periodista Jorge Villazón junto a Federico Aguirre, por FM La...

Urtubey y su antikirchnerismo inexplicable

Urtubey y su antikirchnerismo inexplicable

Debate en estudio. El periodista Jorge Villazón, en el programa "¿Qué...

Majul se quiere equivocar como O Globo

Majul se quiere equivocar como O Globo

El panel periodístico del programa "¿Qué Parece?" trató fragmento...

"La bicicleta financiera se da en países que no tienen un modelo de desarrollo sustentado en la producción"

Escuchá la participación del economista Emiliano Estrada en en el programa...

¡Es la pobreza, estúpido!

¡Es la pobreza, estúpido!

Columna de Jorge Villazón en diario Punto Uno. Si hablamos de pobreza hablamos de...

Castillo:

Castillo: "Va a haber interna entre Martín Grande y Bettina Romero"

Debate en estudio. El equipo periodístico de FM La Cigarra analizaron las declaraciones...

El verso de comer con 6 mil pesos

El verso de comer con 6 mil pesos

Debate en estudio. En el programa "¿Qué Parece?" compartieron momento del...

Ojo: La nueva matriz corrupta en el gobierno nacional

Ojo: La nueva matriz corrupta en el gobierno nacional

Comentario editorial. El periodista Jorge Villazón, por radio FM La Cigarra en el...

Silvina Abilés:

Silvina Abilés: "Urtubey le cambio la cara a Salta"

Silvina Abilés, senadora provincial. La titular del Congreso del Partido de la Victoria,...

  • "Si uno ve el discurso inicial de Martínez de Hoz y el discurso inicial del actual Presidente, hay...

    Viernes, 19 Mayo 2017 15:50
  • Ojo con el fanatismo para un lado o para el otro

    Ojo con el fanatismo para un lado o para el otro

    Lunes, 22 Mayo 2017 15:57
  • Urtubey y su antikirchnerismo inexplicable

    Urtubey y su antikirchnerismo inexplicable

    Lunes, 22 Mayo 2017 15:55
  • Majul se quiere equivocar como O Globo

    Majul se quiere equivocar como O Globo

    Lunes, 22 Mayo 2017 15:54
  • "La bicicleta financiera se da en países que no tienen un modelo de desarrollo sustentado en la...

    Viernes, 19 Mayo 2017 12:48
  • ¡Es la pobreza, estúpido!

    ¡Es la pobreza, estúpido!

    Lunes, 22 Mayo 2017 14:04
  • Castillo:

    Castillo: "Va a haber interna entre Martín Grande y Bettina Romero"

    Viernes, 19 Mayo 2017 15:36
  • El verso de comer con 6 mil pesos

    El verso de comer con 6 mil pesos

    Viernes, 19 Mayo 2017 15:17
  • Ojo: La nueva matriz corrupta en el gobierno nacional

    Ojo: La nueva matriz corrupta en el gobierno nacional

    Viernes, 19 Mayo 2017 15:08
  • Silvina Abilés:

    Silvina Abilés: "Urtubey le cambio la cara a Salta"

    Jueves, 18 Mayo 2017 16:09

Columna de Jorge Villazón en diario Punto Uno.

El 10 de febrero de 1912, es decir, hace un poco más de un siglo, el Congreso Nacional sancionaba la ley electoral N° 8871, más conocida por el nombre del presidente que propuso el proyecto legislativo e impulsó su aprobación, el Dr. Roque Sáenz Peña.

Recordemos que históricamente se reconoce la coautoría del salteño Indalecio Gómez que siendo su Ministro del Interior se distinguió en la defensa del proyecto.

Ese cuerpo legal introdujo algunas reformas sustanciales en las reglas del juego electoral vigentes en ese entonces, orientadas a ampliar la participación electoral en la Argentina y a que existieran condiciones adecuadas para el ejercicio libre del sufragio por parte de la ciudadanía.

La ley Sáenz Peña significó la instauración del voto individual, obligatorio, secreto y universal, todas cuestiones dignas de análisis, pero fue la condición de obligatorio, reconocida aun por sus detractores de entonces como una suerte de mal necesario para elevar la participación electoral y el resguardo contra todos aquellos que intentaran impedirlo, lo que aquí trataremos desde una mirada política de nuestra hora.

No se trata, advierto, de denostar la aún necesaria obligatoriedad ciudadana a la hora de las contiendas electorales, sino de señalar la calidad final del voto según sea el producto de una mera obligatoriedad o la relación maravillosa con la voluntad de imponer la opinión popular que suele ser producto de horas decisorias y de crisis en donde el Pueblo se expresa desde “el hondo bajo fondo donde el barro se subleva”, luego de un tiempo marcado por “la última curda” de los gobernantes de turno.

El voto voluntario se precede, normalmente, con un silencio audible de rumores que comienza entre siseos que manifiestan desaprobación o desagrado en los sectores populares, para comenzar a ser una aclamación en las encuestas honorables y una preocupación con pánico de aquellos que lo advierten y saben que, esta vez, la voluntad viene por ellos.

En nuestro país, nuestra provincia y nuestros municipios, tenemos algunos ejemplos de no vieja data pero si de gran significación política.

La voluntad popular los recuerda con emoción y el Poder los ignora con desagrado y peligrosa temeridad.

Hace apenas unas horas leíamos en El Tribuno que “por primera vez el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) de la ONU en Argentina armó un índice de desarrollo sostenible provincial, que analizó los tres aspectos antes mencionados, en los 24 distritos del país.

El índice utilizado en el estudio usó valores entre 0 y 1, en el que los distritos que tienen un valor más cercano a 1 son los que presentan mayor nivel de desarrollo sostenible. Salta tiene 0,467 y se ubicó en el puesto 21 del ranking.

En el puesto 1 está la Ciudad de Buenos, que obtuvo 0,792. El peor ubicado es Santiago del Estero, con 0,313, seguido de Chaco y Formosa” y que “Salta tiene el 40 por ciento de sus habitantes por debajo de la línea de pobreza.

Es brutal. La media nacional está en 30,5% y estamos 10 puntos por encima de ese índice. Santiago del Estero tiene 43%” cuando hay que “advertir que por el potencial que tiene Salta tendría que estar en el puesto 12, y no en el 21”.

Todo esto no es de ahora, pero si es “el” ahora. Esta “brutalidad” sólo es la razón que azuza al voto voluntario en contra del obligatorio y que se tensa en una cuerda dispuesta a la maravillosa sonoridad si es que hay quienes lo entiendan y lo pulsen para convertirlo en el grito esperado y nuevamente esperanzado por un mundo mejor y digno.

Por ahora todos están afinando antes de los compases, esperamos las propuestas hechas canción.

Link de la columna de Jorge Villazón en diario Punto Uno: http://www.diariopuntouno.com.ar/dp1_a/index.php/opinion/jorge-villazon/item/23928-universal-secreto-y-voluntario