botonespla

Lof ArticlesSlideShow Module

Las falacias de Clarín y sus operativos descarados.

Las falacias de Clarín y sus operativos descarados.

Comentario Editorial. El periodista Jorge Villazón, por FM La Cigarra, analizó el...

¿Qué Gabriela Michetti? ¿el gordo Luque?

¿Qué Gabriela Michetti? ¿el gordo Luque?

Debate en estudio. El panel periodístico del programa "Qué Parece?" trató...

La salud pública de Salta - en proyecto durante 9 años.

La salud pública de Salta - en proyecto durante 9 años.

Comentario Editorial.  El periodista Jorge Villazón, por FM La Cigarra, hizo...

La jueza María Servini de Cubría...

La jueza María Servini de Cubría... "es lo ma grande que hay"

Debate en estudio. Los periodistas del programa "Qué Parece?", por Fm La Cigarra....

Fernández y la prensa.

Fernández y la prensa.

En el programa que conduce el periodista Jorge Villazón trataron las declaraciones del ex...

  • Las falacias de Clarín y sus operativos descarados.

    Las falacias de Clarín y sus operativos descarados.

    Lunes, 26 Septiembre 2016 10:35
  • ¿Qué Gabriela Michetti? ¿el gordo Luque?

    ¿Qué Gabriela Michetti? ¿el gordo Luque?

    Lunes, 26 Septiembre 2016 10:40
  • La salud pública de Salta - en proyecto durante 9 años.

    La salud pública de Salta - en proyecto durante 9 años.

    Martes, 27 Septiembre 2016 10:42
  • La jueza María Servini de Cubría...

    La jueza María Servini de Cubría... "es lo ma grande que hay"

    Martes, 27 Septiembre 2016 10:45
  • Fernández y la prensa.

    Fernández y la prensa.

    Martes, 27 Septiembre 2016 10:45

Columna de Jorge Villazón en diario Punto Uno.

Nuestra democracia (gobierno del Pueblo) se sustenta en una República (el gobierno de las leyes) y así se fija en nuestra Constitución.


El Pueblo elije legisladores y responsable del Gobierno, el electo en el Gobierno propone los jueces y la legislatura les da el acuerdo para su designación. Así se compone el trípode republicano en Argentina, el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo con un Congreso de Diputados y Senadores y el Poder Judicial.
Dicho esto vayamos al argumento de la novela de Pedro Antonio de Alarcón publicada en 1874 aunque ambientada en 1800, el Sombrero de tres picos, y al ballet homónimo de Manuel de Falla de 1919. El argumento tiene al tío Lucas, molinero, y a Frasquita su mujer, que forman un matrimonio próspero y feliz. Él, feo, simpático, discreto, ingenioso.
Ella, guapa, alegre, donosa y hacendosa. Ambos presiden la tertulia en su molino, donde acuden personajes importantes. El matrimonio confía ciegamente el uno en el otro, a pesar de la admiración que suscita Frasquita entre los contertulios. El otro personaje es el Corregidor quien siente más que admiración y desea conquistarla. Una noche idea alejar al tío Lucas, mandándolo al pueblo próximo con un pretexto. El corregidor aprovecha la ocasión para asaltar la casa, no sin antes caerse al agua. A sus gritos, Frasquita le abre la puerta, pero, al darse cuenta de sus intenciones huye en busca de su marido.
El Corregidor, todo mojado, se quita la ropa y se mete en la cama. El tío Lucas, percatado del engaño, se vuelve a casa, cruzándose por el camino con su mujer, pero sin reconocerla, al ser de noche. En cambio, sus dos burros sí lo hacen y rebuznan en señal de reconocimiento. Al llegar al molino, encuentra en el suelo las ropas del corregidor, y lo descubre, al verlo por el ojo de la cerradura, en su cama.
Creyendo haber sido deshonrado, piensa en matar a los adúlteros, pero luego planea una venganza mejor. Cambia sus ropas por las del corregidor y se dirige a casa de este para devolverle la afrenta. Al día siguiente todos estallan de indignación, pidiéndose explicaciones mutuamente y acusándose de infidelidad. Una ingeniosa historia sobre un argumento clásico de la condición humana.

Pero si tomamos al Corregidor como el Ejecutivo, al tío Lucas como el Congreso, a Frasquita como la Justicia y a los burros como el periodismo, estaremos muy cerca de entender los actuales sucesos de nuestra República. ¡Increíble!

No hay duda que Mauricio Macri (Corregidor) arrechado desea a la Justicia (Frasquita) y para lograr eso debe engañar al Congreso (tío Lucas) aunque éste termine devolviéndole la mala acción en igual sentido.
Mientras tanto la Justicia no puede explicar su actitud e inocencia por no tener pruebas y, por su parte, el Congreso no aprecia el rebuzno de los periodistas que advierten la verdad. Así estamos. La piedra que sustenta nuestra Democracia tiene sobre si a tres Poderes desencantados e impotentes para hacerla más sólida y perdurable.
Macri no oculta su obsesión para hacer de la Justicia su sumisa herramienta de lo peor que lo alienta y los miembros del Poder Judicial se entregan y obedecen con exageración.
Los legisladores están atentos, parecen mansos pero están dispuestos a devolverle la afrenta con la misma moneda y se preparan para justificar ante el Pueblo sus claudicaciones cuando éste se lo demande.
Los burros no dejaremos de rebuznar en alerta, al menos no algunos de nosotros.

Link de la columna de Jorge Villazón en diario Punto Uno: http://diariopuntouno.com.ar/dp1_a/index.php/opinion/jorge-villazon/item/22857-el-sombrero-de-tres-picos