Julio Moreno: “El ajuste lo estamos pagando todos, los trabajadores que les congelaron los sueldos y los jubilados”

Julio Moreno: “El ajuste lo estamos pagando todos, los trabajadores que les congelaron los sueldos y los jubilados”

Sobre el déficit fiscal el diputado provincial Julio Moreno manifestó, “hay...

“Estábamos invitados los senadores y las cámaras empresarias pero no los sindicatos”

“Estábamos invitados los senadores y las cámaras empresarias pero no los sindicatos”

El diputado Claudio del Plá en diálogo con Jorge Villazón, manifestó...

Víctor Surita:

Víctor Surita: "Nuestra propuesta es con hechos. Desde abril venimos trabajando por el 82% móvil"

El candidato a Secretario General por el distrito centro por la Lista Bordó,...

Por las políticas de ajuste el nuevo presupuesto es el mismo del año pasado

Por las políticas de ajuste el nuevo presupuesto es el mismo del año pasado

El Ministro de Economía, Emiliano Estrada, en comunicación telefónica con...

Análisis económico de Juan Enrique en programa

Análisis económico de Juan Enrique en programa "Poniendo negro sobre blanco"

Entrevista a Juan Enrique en programa "Poniendo negro sobre blanco" (lunes, martes y viernes de...

La última operación contra CFK y el atrevimiento de Sergio Massa (comentario editorial)

La última operación contra CFK y el atrevimiento de Sergio Massa (comentario editorial)

Comentario editorial de Emiliano Villazón en programa "Poniendo negro sobre blanco"...

Nicolás Kripper sobre la explosión en el CCM: “La onda expansiva fue muy importante”

Nicolás Kripper sobre la explosión en el CCM: “La onda expansiva fue muy importante”

También manifestó que el Centro Civico Municipal no tiene gas natural....

Tres gotas de agua

Tres gotas de agua

Al final de la semana anterior el presidente del bloque de diputados nacionales del Frente para...

 Urtubey en Salta es Bolsonaro

Urtubey en Salta es Bolsonaro

“A no confundirse, no es Olmedo. Éste, es más peligroso. Prefiero un...

Bono de los 5 mil pesos: Jugar a la dádiva y no al derecho

Bono de los 5 mil pesos: Jugar a la dádiva y no al derecho

¿La huelga eran los 5 mil pesos y para el sector privado nada más? No era algo...

  • Julio Moreno: “El ajuste lo estamos pagando todos, los trabajadores que les congelaron los sueldos y los jubilados”

    Julio Moreno: “El ajuste lo estamos pagando todos, los trabajadores que les congelaron los sueldos...

    Jueves, 15 Noviembre 2018 14:46
  • “Estábamos invitados los senadores y las cámaras empresarias pero no los sindicatos”

    “Estábamos invitados los senadores y las cámaras empresarias pero no los sindicatos”

    Jueves, 15 Noviembre 2018 12:54
  • Víctor Surita:

    Víctor Surita: "Nuestra propuesta es con hechos. Desde abril venimos trabajando por el 82% móvil"

    Jueves, 15 Noviembre 2018 12:29
  • Por las políticas de ajuste el nuevo presupuesto es el mismo del año pasado

    Por las políticas de ajuste el nuevo presupuesto es el mismo del año pasado

    Miércoles, 14 Noviembre 2018 15:13
  • Análisis económico de Juan Enrique en programa

    Análisis económico de Juan Enrique en programa "Poniendo negro sobre blanco"

    Miércoles, 14 Noviembre 2018 14:20
  • La última operación contra CFK y el atrevimiento de Sergio Massa (comentario editorial)

    La última operación contra CFK y el atrevimiento de Sergio Massa (comentario editorial)

    Miércoles, 14 Noviembre 2018 14:11
  • Nicolás Kripper sobre la explosión en el CCM: “La onda expansiva fue muy importante”

    Nicolás Kripper sobre la explosión en el CCM: “La onda expansiva fue muy importante”

    Martes, 13 Noviembre 2018 15:09
  • Tres gotas de agua

    Tres gotas de agua

    Lunes, 12 Noviembre 2018 13:32
  •  Urtubey en Salta es Bolsonaro

    Urtubey en Salta es Bolsonaro

    Jueves, 08 Noviembre 2018 14:34
  • Bono de los 5 mil pesos: Jugar a la dádiva y no al derecho

    Bono de los 5 mil pesos: Jugar a la dádiva y no al derecho

    Miércoles, 07 Noviembre 2018 15:23

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

 

Por Emiliano Villazón

Los pobrísimos e ignominiosos argumentos esgrimidos por varios legisladores nacionales durante las exposiciones en torno al Proyecto de Ley de Interrupción voluntaria del embarazo le sacaron el velo a una realidad que permanecía oculta. La existencia de dos Argentinas: una interesada en mantener el statu quo cultural, religioso, social y político imperante y otra que como consecuencia de diversos factores intenta modificar ese cúmulo conservador con olor a viejo y con sabor a rancio.

Hubo quienes compararon a las mujeres con marsupiales y perras, uno que planteó la necesidad de crear un cementerio para fetos e inclusive alusiones reivindicatorias de los delitos cometidos en la ESMA por la última dictadura genocida cívico-eclesiástico-militar.

Casi todos los argumentos tenían un hilo articulador común: La otra Argentina. Paradójicamente y en forma casi unánime, los legisladores de las provincias del Norte de nuestro país se manifestaron en contra del Proyecto, aún sabiendo que ellos representan a territorios donde los datos oficiales evidencian el mayor índice de ocurrencias de abortos clandestinos.

De manera contundente, se opusieron a la presencia del Estado (del cual el Congreso forma parte) como único sujeto capaz de solucionar una situación que se relaciona directamente con la pobreza y la vulnerabilidad que ella genera y se manifiesta mediante un reclamo de una supuesta minoría. Solamente en los hospitales públicos de Salta se atiende a más de tres mil quinientos abortos clandestinos por año, según declaraciones del Ministro de Salud de la Provincia.

Cabe indagar entonces, acerca de las razones de este pensamiento transmontano, retrógrado y reaccionario. En mayo de 2011, el actor español José Sacristán visitó la ciudad de Salta, para filmar algunas escenas de la película El muerto y ser feliz. Al ser consultado acerca de su primera impresión respecto a la ciudad de Salta, el actor madrileño afirmó: “...en Salta se siente la presencia del puto conquistador”, frase que sin ninguna connotación homofóbica (sino utilizando la palabra puto como el mismísimo) sirve para ubicar a la otra Argentina.

Tal vez el ilustre visitante no había percibido que en el micro centro de esta ciudad, la plaza principal está circundada por las actuales calles: España (antes denominada De la Victoria, en recuerdo al lugar por donde ingresó el Gral. Manuel Belgrano luego de vencer al ejército realista español, a cargo de Pío Tristán, en 1813); Zuviría (antes denominada De la concordia); Caseros (antes denominada Del comercio) y Mitre (antes denominada De la libertad).

Tal vez, Sacristán tampoco tuvo tiempo de advertir que en diagonal a la intersección de las calles Caseros y Mitre, se ubica el monumento al Virrey Francisco de Toledo, autor mediato del asesinato y decapitación posterior del líder Tupac Amaru I y que en Salta es un recuerdo inexpugnable del genocidio español, que supo resistir el intento de ser sustituido por un monumento a Juana Azurduy (quien luchó en la gesta emancipatoria de la Patria Grande, bajo las órdenes del Gral. Belgrano).

O tal vez, el actor madrileño tampoco había leído el agotado libro Historia de la gente decente en el Norte Argentino, escrito en 1970 por el ahora arrepentido Gregorio Caro Figueroa, quien respecto a la oligarquía afirma: “El dominio económico se explica solamente en función de que sus miembros, al ser los más dotados, pueden ejercer los roles sustantivos de la sociedad; y son los más dotados por su origen social” y que: “La oligarquía ha creado su sistema defensivo. Si ha tomado conciencia de su papel de clase percibe que la superestructura cultural es un complemento indispensable de su régimen de dominación...ha elaborado espontáneamente en el tradicionalismo su primera arma defensiva....ha enseñado a venerar la tradición...Ella opera como elemento paralizante que pretende congelar todo en un pasado de patriarcalismo, en sus valores y tabúes”.

Ese grupo reducido de personas que tiene poder e influencia en un determinado sector social, económico y político, conocido como oligarquía, nutre su contenido de poder real abarcando al mismo tiempo los tres poderes del Estado en conjunción con el clero local.

El resto, somos los otros y entre nosotros, hay algunos más vulnerables. A veces, desde esa capitis deminutio moderna, éstos son los que deben callar ante el derecho de pernada, muchas veces ejercido desde ese poder real. Por eso, a muchos no nos sorprendió escuchar un discurso de bajísima calidad intelectual esgrimido por el ex Juez nacional en lo Criminal y actual Senador nacional que intentó explicar la inexistencia de violencia en casos de violación cometida en el seno familiar.

No nos sorprendió, porque fue un argumento similar al utilizado por tres de los cuatro jueces de la Corte de Justicia local (tribunal que ejercía un poder omnímodo, abarcando también la casación penal) en una causa en la cual una niña wichí de nueve años había sido embarazada por el concubino de su madre.

Allí, la defensa sostuvo -y los tres jueces convalidaron- que: “…en la supuesta víctima existe la madurez requerida para que la conducta sancionada pueda ser descripta como simple modo de vida, aceptado antropológicamente como una institución social denominada “matrimonio privignático”, en el que, a diferencia de lo que entiende la Cámara, no existe concubinato sino matrimonio tanto con la madre como con su hija…”.

Me imagino al Pepe leyendo éstas líneas y diciendo: “…pues no sabía que me había quedado tan corto…”.